Buscar en este blog

martes, 1 de julio de 2008

ECOACTIVISTA CONDENADA 6 AÑOS


Suponiendo que Briana Waters sea realmente culpable, nunca defenderé el uso de la violencia para proteger el Medio Ambiente pero que se condene a una persona por el incendio de un laboratorio a 6 años de cárcel parece tener unas claras intenciones amedrantadoras.
PD. Absueltos activistas de GreenPeace. Un Jurado ha absuelto a 6 activistas de GreenPeace que invadieron una planta de carbón en Inglaterra causando daños por valor de 37.500€. la absolución se justifica en que el Cambio Climático puede causar males mayores.

2 comentarios:

Rafael dijo...

Creo sencillamente que esta última intervención es incompleta. Al menos los que no sabemos de que va no podemos dar una opinión. A primera vista sencillamente pegarle fuego a un laboratorio parece grave. Ni más grave ni menos que pegarle fuego a mi casa, lo cual desearía fuera contundentemente castigado, en el caso de que creyera en el sistema de Justicia. Pero reconozco que no adivino el "punto" que quieres "apuntar".
Sí inspira más tu intervención anterior sobre el estado actual de la revolución. Un inciso es que la del mayo 68 no sé què huella dejó si dejó alguna visto el estado actual de las cosas que tu mismo apuntas.
La realidad actual se describe como de ocaso de las ideologías. Desaparecieron las religiones y después desaparecieron las ideologías, por las que se creía que un mundo mejor es posible, que alternativas son posibles. En este momento no hay alternativa, ni teórica, al capitalismo, por lo que éste obedece a sus propias leyes. (Claro que una de las teorías que corren es que las ideologías eran tan alienantes como las religiones)
Feliz verano.

artesano dijo...

Rafael, en esta ocasión discrepo educadamente de tu comentario.
Al comentar la noticia que me llegó de una ecoactivista que sufre una durísima condena, pretendo cierta solidaridad con esa persona que quizás haga lo que muchos no se atreven. Mi solidaridad no es total por el uso de la violencia. Pero mi comprensión es alta por tratarse de violencia contra los bienes de una Empresa que no es lo mismo que contra las personas.
Leo hace unos días que gracias a una actuación violenta de un puñado de ecoactivistas en 1978, impidiendo el paso de las máquinas que iban a comenzar una urbanización para alojar a 60.000 personas en lo que ahora son los Aiguamolls de l'Empordà que afortunadamente todos podemos disfrutar.
Si un cultivo de maiz transgénico es pisoteado en una acción de protesta, en algún rincón de mi cerebro se generarán esas endorfinas que relacionan con la felicidad.
Referente a la existencia o no de alguna herencia positiva del Mayo del 68, no tengo conocimientos para juzgarlo y quizás tengas razón en que fue más el ruido que las nueces pero hay bastantes opiniones de que trajo un aire fresco de libertad sexual.