Buscar en este blog

jueves, 21 de agosto de 2008

Aquí y ahora


Quien teme morir, en el fondo, lo que teme es vivir. Si se aprende a morir, se aprende a vivir.

No tenemos conciencia de que la vida es tan fragil, casi un milagro, y en cualquier momento, por mucho que queramos ignorarlo, puede llegar la enfermedad o la muerte.

Mientras unos simplemente existen en esta Tetería intentamos vivir .

2 comentarios:

Rafael dijo...

Permíteme decir que me gusta este comentario. La muerte forma parte de la misma vida, es tan natural como ésta. La vida es especialmente frágil y nadie nos ha prometido nada. Por tanto, desde que nacemos lo importante es el día a día; no hay expectativas. Lo normal es morir; vivir es un milagro que no valoramos sino que lo tomamos como un derecho y si éste se frustra clamamos al cielo. ES una gracia y no un derecho.
ESo sí, te deseo una larga vida.

artesano dijo...

Me encanta que lo tengas tan claro.